24 sept. 2007

El recital que no fue


Nombre posible: Radioteatro para dos héroes en silencio.



El día en que Rodolfo recibió la noticia de que los Héroes del silencio venían a tocar a la Argentina, estaba colgado de un andamio de su casa, donde trataba de rellenar un hueco en la pared con cartón, saliva y esperanzas, tal fue su alegría con la noticia que se cayó de culo… Literalmente.

Sin embargo, persistía una realidad por encima de sus sueños y era denominada hambre pura, hurgando en sus bolsillos agujereados, encontró como quien encuentra un tesoro Amazónico, un patacón, un mene.. trucho, la estampita de Gilda y ¿Por qué no? Un hongo atómico.

“Menos guita, cualquier cosa es posible en esta época” –Pensó.

Así que se encaminó hacía el bar que frecuentaba, pero por la vereda de enfrente, ya que su deuda se asemejaba a la deuda externa y, absorto en sus pensamientos se topó con un amigo de la infancia, el cafiolo Cachi.

-¡¡ ¿Qué haces Tito?!!- Indago Cachi, Rodolfo a sus 33 años aún desconocía el motivo de su apodo.

-Acá ando, triste y acongojado pues mi sueño de pibe no puede hacerse realidad por las vicisitudes de la vida cotidiana que esgrime y castiga al laburante moderno y su mochila de penas e injurias no dan tregua ni respiro y sobre todo, pesa las esperanzas.

-Hacela corta ¿Qué te pasa?

- No tengo plata para ir a ver a Héroes del silencio- contestó agónicamente Rodolfo.

- Pero Boludo! Me lo hubieses dicho de entrada eso, yo te puedo ayudar!

- En serio? De que forma? Me prestas la plata?

- No, te dejo que me hagas un pete y te la ganas honradamente.

- Andá a cagar forro, mi madre me hizo bien machito! Yo amo a los Héroes pero también amo mi hombría y si tengo boca es para besar damas y si tengo culo es para cagar!!!

- Bueno, pero conste que macho es el que probó y no le gustó, hay que abrirse a las posibilidades del placer sexual y si vamos a caso, vos tenés una cara de puto re domado increíble, sos feo, es cierto, pero esa boca no está para chupar mandarinas.- Le expetó al tiempo que le tocaba el orto.

- Nooooooo, como te fuiste al carajo, la puta que te parió!!!!- Y pegando media vuelta hizo trompo y lo embistió con un escupitajo de tal forma que le sacudió el estandarte y las ideas al cafiolo Cachi, que bastante ganas le tenía a nuestro héroe en desventura.

Acto seguido, como ocurre siempre que uno comete una agresión menor, cayó la cana y haciéndole la gran Van Damme le abrieron a Tito las gambas de par en par en posición de 180 grados, oyéndose desde lejos un rotundo “CRAACKKK” proveniente de su entrepierna al mismo tiempo que un vigilante le ponía una escopeta en la cara, creada como para bajar a un tiranosauro Rex y le gritaba pidiéndole documentos.

Tito se meo.





(Día 2)

Después de una noche adentro de la comisaría, salió de la misma con un aire rejuvenecido, ya que después de mucho tiempo, al fin su boca había probado bocado.

Lamentablemente fue la pija de varios presos del lugar.

Y porque después de tal situación dudosamente aberrante, se dio cuenta que no era tan grave la cosa y que podría probar suerte en los bosques de Palermo donde los travestís con un par de petes se sacaban unos cuantos mangos.
Total, entre haberlo hecho por supervivencia y hacerlo por cumplir un sueño, siempre era mejor la segunda opción… al menos no se rebajaría a hacer el ridículo de patinar por un sueño en la TV.


Bueno, patinar es una forma de decir…



Así que se encaminó con paso inseguro, enfundado en una mini de cuero negro, medias de red, zapatos aguja rosa y remerita que decía: “Di Natale Love”.

Un par de damas muy semejantes en apariencia a Don Ramón se le acercaron cual toro enfurecido ante bandera roja y con voz de golondrina muerta le aclamaron:

-Que haces acá desubicado, tómatela o te rompemos el culo a trompadas y lo dejamos como alcancía de preso.

-Preso ya estuve y el culo sigue sano – Exclamó aireado Tito al tiempo que agregaba de forma más pacífica.- Haya paz, hagamos el amor y no la guerra. No vengo a robarles clientes, sino más bien a cumplir con el sueño de juntar un par de mangos para poder ir a ver héroes del silencio.

Y las chicas si hay algo que tienen por esos lados es una sensibilidad extrema (aparte de sus encantos naturales/naturalmente escondidos) y largaron al coro:

-La locura nunca tuvo maestro para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo…

-Hooooo – Exclamó de forma pelotuda tito.- Entonces ¿Me permitirían trabajar tan solo por esta vez para poder juntar ese dinero?

- si.- Fue la contestación al unísono.

Así que nuestro Héroe, esa noche hizo la calle.

(día 3)

“Somos los muchachos del tablón, somos la hinchada!!!” se escuchaba a lo lejos el cantito alegre de cinco barra brava de Almirante Brown que al verlo en una esquina se le fueron al humo con baba en la boca y sacando la garrocha en sugestiva y altiva arrogancia glamorosa.

-Eh, eh, eh morocha, cuanto no cobrá po un pete?

Hasta ese momento Rodolfito no se había preguntado el tema de las tarifas, así que lo primero que se le ocurrió decir fue justamente el precio de la entrada “115 pesos”

- Disculpe mi lady este exabrupto de mi parte, más me intriga saber si la cuota estipulada por los placeres de sus favores se estima en la cantidad de las cinco personas aquí presentes o por la unidad del ser?.- Le preguntó un negro sin dientes y con olor a ajo.

Rodolfo es un ser honesto, por eso es pobre. Así que le dio cosa cobrar un pete 115 mangos, ni él ni yo ni vos pagaríamos esa guita por un pete de un traba… si si, a vos te hablo, no te hagas el puritano que te tengo visto correteando camioneros por la gral. Paz.

En fin, la cuestión es que terminó comiéndose a los cinco hinchas de Almirante Brown, quienes felices y satisfechos, le pagaron.

Contento y con la boca en llamas, fue corriendo como pudo, vestido aún de travestí a comprar la entrada, cuando al llegar grande fue su sorpresa que encontró en la ventanilla.

La plata era trucha.

(día 4)

Aún con el orgullo herido y la boca ampollada de tanto mascar goma, decidió hacer un último intento recordando la famosa máxima leída en los baños de Constitución que proclamaba “No te des vencido ni aún vencido”.

Así que se fue a mendigar en los colectivos de la zona.
Del 60 lo bajaron a patadas.
Del 37 no lo dejaron subir.
Del 112 lo acusaron de no hacerse cargo de un hijo que no era de él.
Hasta que por fin, en el 165 mientras pedía monedas y explicaba por qué lo hacía, una anciana de unos 80 años sintió compasión por él y tomándole la mano, le guiñó un ojo y le dijo muy suavemente, “no pierdas las esperanzas, digan lo que te digan” mientras le daba un papelito envuelto, acto seguido lo bajaron a trompadas del colectivo.

Emocionado aún por el gesto de esta noble mujer y su mensaje esperanzador y a pesar de no poseer aún ni un solo mango, apresuradamente desenvolvió el papel, esperando el número de una cuenta bancaria o más no sea, 2 pesos.

En el papel decía

“puto el que lee”.

(día 5)

Ya no quedaba chance, el último día era este, si no conseguía la plata de alguna forma, su sueño se evaporaría dejando un sabor amargo, cual pedo en bondi.

Así que probó su última chance, lo más bajo, lo más temerario, lo único que no perdona ni siquiera el mismo Dios.


Se hizo político.

A decir verdad, a Héroes del Silencio al final no lo fue a ver nunca, porque le aumentaron la entrada a 125 pesos y él solo logró juntar entre coimas de su partido en las dos últimas horas, tan solo 120 mangos.

De igual forma no los pudo ver acá en Argentina, Porque si fue a verlos a España en su yet privado que paga el país con nuestros impuestos, maneja un BMW, compra votos con el pancho y la coca y lleva siempre un par de gemelos con la cara de Carlitos Saul.

Cuando le preguntan las grandes revistas y diarios del país como empezó su carrera política de defraudación al estado y a la moralidad y esperanza de la gente, él solo contesta con un dejo de melancolía.


“Yo quería ser un héroe y la Rock and Pop no me dejó”


O si?













Y no pudimos mandar el mail al programa de Pergolini, la idea era dos entradas por un pseudoradioteatro.



Lo anterior fue escrito entre


El Sr. Satsang



and eu.



Las partes buenas de las letras son las de el claro.-

5 comentarios:

Femme d chocolat dijo...

^_^


jejeje el estilo del Lobo es inconfundible; por un instante se me cruzaron los cables y pensé que estaba leyendo en otra parte ... porque era tan evidente su forma de escribir...

Mis felicitaciones a él, claro, y a tí... aunque reconozco que me cuesta ver cuales son tus trozos, pero bueno, eso es igual, quedó perfectamente unificado y eso es lo que cuenta.

Estaría por hacer una pregunta propia de una enfant terrible ... ¿de verdad vale la pena semejante precio? tan tan alto????


Bueno, creo que el texto se responde solo .


Me alegra saber que ninguno de vosotros dos es Rodolfo, de verdad, mucho. MIS MAS SINCERAS FELICITACIONES


Un beso grande grande a los DOS .

Dulce Magnolia dijo...

reconozco que llevo varios minutos leer el texto completo. pero admito tambien que entre ambos autores acumulan dosis extra de imaginacion para contar relatos que nada tienen de ficticios (por algunas muletillas, imagine tb que el Sr. Sastang habia participado)

y bueno parece que nos monopolizan la vida. las elecciones que aparentan ser "libres" depende cada vez menos de nosotros.. y responden a una loigica que invisiblemente se entrelaza en nuestras vida. en nuestra carne. en nuestro ser....

y nos quedamos con las ganas de ser lo q eramos. del arte por el arte. por amor al arte. por amor a los negocios...


y me voy volando cual murcielago
(quizas lo vea desde arriba...)
y le dejo un veso. y un beso

Anonymous dijo...

Pues man, salió con fritas el escrito y como te dijhe antes, quizás no lucremos con el escrito, pero lo importante es divertirse un poco.

Yo ando sin letras últimamente, aunque la verdad es que son tantas que me nublo en las mismas y no emergo de ninguna, vaya uno a saber por qué.

Os mando un abrazo y hasta la próxima edición de dos desventurados héroes en calzones.

ah no, eso era otra cosa...


Pondría mi blog, pero me olvidé como se llamaba :S


Lobo

Muerta dijo...

entretenido.
des baisers.

mario daniel dijo...

Heroes del silencio, me hacen recordar a mi primo y su gusto por los mismos tenían buenas canciones.



que recuerdos me vinieron sr.
que recuerdos!!!!!
no se imagina, no se imagina
fuck!!!!



divertida colaboración


un abrazo.