30 dic. 2012

Dis.pensar

Fin de año! Momento para realizar un balance, seee claro.

A chuparla le digo a ese balance.

Es momento de dejar esto desierto por unos días, pero no confundan, no queda vacío!

Intentando contar esas historias que uno suele olvidar en los bolsillos, justo antes de poner a lavar el Jean, las inclemencias que la vil máquina lavadora descarga sobre ellos los devuelve opacos, sin el primer garbo.

Así pretendo manejar este sitio, austero pero posible, entrelazado con imágenes, no mucho más, ni menos.

Las historias pueden tomar un tinte pre lavado si la chispa (esa idea primitiva que la género) no hecho las raíces necesarias en lo más inconsistente de nuestro inconsciente, luego, continuar desde ese punto sería una agonía, las palabras una tras otra perderían su peso, pasando a ser simples ornamentos con un único fin: agradar.
Intento no caer en la tentación de tal asunto, si soy sincero se pretende más sorprender y ya en el mejor de los casos llevar al lector a la búsqueda de una lógica no van visible en las primeras capas.

Ese es el juego, mantener las historias limpias y publicarlas antes del pre.lavado.

...

No hay comentarios: